¿Qué es la Flacidez de la piel?

flacidez de la piel

La flacidez de la piel es una de las disfunciones estéticas más complicadas de tratar y una de las más comunes, principalmente cuando el paciente no desea someterse a una cirugía plástica para retirar los excesos de piel. No podemos ver la flacidez como una patología, pero sí como una secuela, donde la falta de tonicidad de la piel y músculos es el resultado de causas intrínsecas, como factores genéticos ó envejecimiento; y extrínsecas, como obesidad, embarazos, elevada exposición solar, adelgazamiento drástico, tabaquismo ó sedentarismo. 

La flacidez es un proceso lento y progresivo que se presenta como laxitud de la piel y debilidad muscular debido a la perdida de las fibras de colágeno, proteína responsable del sostén de la piel, y también la falta elastina.
flacidez facial.jpg

Inicialmente existe una disminución en el metabolismo celular, como resultado de la disminución de las fibras de colágeno y de la biosíntesis de elastina. Con los años, esas fibras son degradadas a una velocidad mayor a la que son producidas. A partir de los 25 años, ya es posible notar la disminución de la actividad fibroblastica, con la consequente disminución no solo en relación a la cantidad , pero también el la calidad del colágeno. La manifestación metabólica más visible del envejecimiento parece ser, sin embargo, el retraso de la síntesis proteíca, en razón del cual se establece un desequilibrio entre la formación y la degradación. La piel, con todo ese proceso biológico, compromete su estructura y tiende a tornarse delgada en algunos puntos, arrugada, seca y ocasionalmente escamosa. Las fibras colágenas de la dermis se vuelven más gruesas, las fibras elásticas pierden parte de su propiedad elástica y hay una disminución gradual de la grasa almacenada, en el tejido subcutáneo. Todas estas transformaciones favorecen el surgimiento de la flacidez, de la piel y la hipotonía muscular.  

Evolución de la flacidez facial con el paso de los años

Evolución de la flacidez facial con el paso de los años

En cuanto al envejecimiento del rostro, ocurre flacidez cutanea generalizada con la perdida del sistema musculoaponeurotico superficial (SMAS). El SMAS es una estrusctura anatómica localizada debajo de la piel del rostro, constituido por una red fibromuscular que cubre y une los musculos del rostro y los conecta a la dermis atraves de septos fibrosos. Con la flacidez de la piel y modificacion del SMAS, asociados a los movimientos de la mimica y actuacion de los factores intrinsecos y extrinsecos de cada individuo, van se instalando las señales de envejecimiento del rostro que dejan visibles la flacidez de los tejidos blandos y las asimetrias , por la perdida de elasticidad. 

Tipos de flacidez:

La tisular y la muscular

La flacidez tisular hace referencia al estado blando, flojo del tejido y surge aproximadamente a los 25-30 años por una desorganización en las fibras de colágeno que hacen con que la piel pierda su elasticidad. Es una verdadera pesadilla que se acentua en muslos, abdomen, gluteos, brazos y rostro. 

La flacidez muscular, puede o no estar asociada a la anterior lo que da un aspecto aún peor a las partes del cuerpo afectada por el problema. Se debe principalmente al desgaste de las fibras de sustentación de los músculos ocasionado a la falta de actividad física, además del paso del tiempo.